Habrá mejores condiciones laborales para los empleados municipales

En ocasión de la firma de inicio de obra del reciclaje y ampliación de edificio para oficinas, estuvieron presentes los integrantes del gremio SOEM, representado por David González, y de la APJ, con Alfredo Prior y Roberto Astete.

Los gremios manifestaron su satisfacción por la realización de esta obra al ver que se hizo lugar al pedido realizado por ellos hace algunos años.

El presupuesto oficial para la misma es de $ 5.052.369 pesos y la intención es convertirla en oficinas municipales.

A su turno, el intendente Martín Buzzi destacó la presencia en la reunión de la presidente de la Asociación Vecinal de Km. 3 y de los sindicatos, resaltando que se trata de una inversión importante porque la remodelación implicará duplicar la superficie y en ese espacio “van a convivir actividades cotidianas del municipio, con una capacidad más importante para dar respuestas a la comunidad”.

Dijo que habrá allí también un piso dedicado a las actividades culturales y recreativas “porque la comunidad de Mosconi necesita cerca de su casa un ámbito para llevar adelante este tipo de expresiones”.

De este modo –resaltó Buzzi- se dejará de utilizar el edificio de SUPE donde hoy funcionan diversas dependencias municipales, reconociendo que es necesario brindar otras comodidades a los empleados municipales y también a los vecinos de aquel sector.

Desde la Asociación de Personal Jerárquico, Prior manifestó que las dos obras son importantes para la ciudad, pero destacó que en particular para los gremios es de destacar la que se hará en la gamela de Km. 3, por los beneficios que traerá para los empleados municipales que cumplen funciones en el edificio de SUPE que presenta diferentes problemas.

“Las condiciones de habitabilidad rayan casi lo inaceptable”, sostuvo Prior, destacando que el gremio había reclamado hace tiempo por ello.En tanto, Astete recordó que el hecho que motivó el reclamo municipal fue una pérdida de gas en instalaciones de SUPE, lo que obligó en su momento a suspender actividades. La obra demandará 270 días.fuente: diario EL Patagonico